¿Es posible una salida al mar para Bolivia?

Academia de Guerra del Ejército de Chile.

General Roberto Arancibia Clavel1.

El texto a continuación es una reflexión del General (R) Roberto Arancibia Clavel para contestar a la pregunta: ¿Es posible una salida al mar para Bolivia?, que planteó la Universidad Finis Terrae a un grupo de panelistas que invitó al seminario: “Chile, Bolivia y el mar a 100 años del tratado”, que se efectuó el 21 de abril del 2004.

Uno de los aspectos más relevantes del texto es su vigencia como indicador de que la situación con el vecino país no ha evolucionado sustancialmente en el último año. La publicación de la ponencia del General Arancibia se efectúa con permiso del autor.

Documentos e Investigaciones Académicas
Trabajo Nº 6.
Abril, 2005.
1 Oficial de Estado Mayor, perteneciente al Arma de Caballería Blindada. En su carrera militar se desempeñó como Profesor de la Academia de Guerra, Director Ejecutivo del Centro de Estudios e Investigaciones Militares y Director de la Academia Nacional de Estudios Políticos y Estratégicos.
Asumió como Jefe de Estado Mayor General del Ejército en el 2001. Es Doctor en Historia y Magíster en Ciencia Política de la Universidad Católica de Chile. Entre sus publicaciones destacan:
“Breve Historia Militar de Arica”, “La toma de decisiones en las Crisis Internacionales: Teoría y Casos”, y “Tras la huella de Bernardo Riquelme en Inglaterra”.

Documentos e Investigaciones Académicas Nº 6. Abril, 2005.
Las opiniones, análisis y conclusiones del autor son de su responsabilidad y no necesariamente reflejan el pensamiento de la Academia de Guerra o del Ejército de Chile.
2Documentos e Investigaciones Académicas es una publicación electrónica de la Academia de Guerra del Ejército que tiene la finalidad de difundir conocimientos en las áreas de la defensa, relaciones internacionales, estrategia, geopolítica, seguridad, historia militar y materias afines y relacionadas. El contenido, orientado a la comunidad de defensa, contempla investigaciones, trabajos grupales, ensayos y artículos elaborados por diferentes estamentos del instituto, y aportes de académicos e investigadores de diferentes centros y organismos de estudio, tanto nacionales como extranjeros.
Comité Editorial
Director Responsable:
CRL. Bosco Pesse Quappe, Director de la Academia.
Integrantes:
CRL. Ramiro Reyes de la Paz, Jefe Departamento Postgrado y Extensión.
TCL. Hernán Díaz Mardones, Jefe Departamento Investigación y Desarrollo.
TCL. John Griffiths Spielman, Jefe de la Sección Educación del Departamento de Postgrado y Extensión.
GRAL. Máximo Altamirano Falkenstein, Jefe Sección Investigación y Publicaciones.
Periodista Cristián Faundes Sánchez, Asesor Departamento Investigación y Desarrollo.

Introducción
Quiero agradecer la oportunidad que me da la universidad para compartir con tan distinguidos panelistas el intento de dar una respuesta a la pregunta que guía este panel. El completo panorama histórico que hemos escuchado al iniciar esta interesante mañana nos permite ir de lleno a responder la pregunta que se nos hace. Para hacerlo sin embargo es necesario efectuar una serie de precisiones que son indispensables para poder dar respuesta a una pregunta que muchos se han hecho en el tiempo y a la que se ha dado respuestas variadas entre las cuales hay desacuerdos importantes.
Para organizar esta respuesta creo que es necesario analizar el tema desde
distintas ópticas para concluir con lo que se espera.

– En primer lugar verificar cuál es el estado de la situación.
– El enfoque estratégico, vale decir qué significa para la seguridad y
defensa de Chile una salida soberana al mar a Bolivia.
– El enfoque económico y comercial, o sea qué impacto concreto
tendría para Chile y la región esta realidad.
– El enfoque de la negociación, vale decir qué ha pasado que no nos
ponemos de acuerdo, haciendo énfasis en los aspectos de política
interna y externa.

El estado de la situación
Chile no tiene relaciones diplomáticas con Bolivia y todos los intentos hechos en estos últimos años no han fructificado para lograrlas. Esto no quiere decir que no se haya avanzado, la agenda de trabajos conjuntos ha sido importante en relación a trabajos de infraestructura pensando en corredores bioceánicos, temas de integración física, proyectos conjuntos de minería, estudios sobre intercambios energéticos, cooperación en cuanto a recursos hídricos, proyectos para ir de la complementación económica a un tratado de libre comercio, aspectos relacionados a la integración en controles de fronteras y cooperación en educación. También se han coordinado nuestras policías para enfrentar en forma conjunta las amenazas del tráfico de drogas y precursores, como asimismo combatir el contrabando. Nuestras Fuerzas Armadas a su vez han tenido
interesantes contactos a través de ejercicios relacionados con operaciones de paz y también en reuniones regionales de interés castrense. Estas conversaciones en lo general han tenido como sede Santa Cruz de la Sierra, Quito, Santiago, Costa Rica, entre otras. Lo más reciente ha sido la reunión del Vicecanciller boliviano con nuestro Subsecretario de RREE en febrero de este año, en función del mecanismo de Consultas Políticas en vigencia.

Hoy se da cumplimiento cabal a las cláusulas del Tratado de 1904, suscrito hace 100 años en lo que se refiere a asegurar el más libre tránsito por nuestro territorio a las importaciones y exportaciones bolivianas, las que ocupan los puertos de Arica y Antofagasta, con total ausencia de gravámenes (aduana, impuestos, tasas de derechos de tránsito) y con potestad aduanera, lo que significa que la aduana boliviana y su administración portuaria funciona en nuestros puertos contando con
todas las facilidades nacionales. Las importaciones pueden permanecer hasta un año en forma gratuita en nuestras instalaciones y las exportaciones hasta 60 días.

Ahora que Chile concesiona sus puertos le significa un costo aproximado de 2.500 millones de pesos para cumplir con esta garantía. Bolivia puede trasladar todo el material bélico que requiera por nuestro territorio sin ninguna intervención nuestra.
El proceso portuario ha tenido avances gracias a la cooperación de la CEPAL y el acuerdo de ambos países en lo que se denomina el Sistema Integrado de
Tránsito. Funciona como sabemos el Oleoducto de Sica Sica, Chile da facilidades de almacenamiento en Arica para el crudo y facilita en la playa Chinchorro el funcionamiento del terminal y boya. A partir de 1992 se concedió que el oleoducto pudiera funcionar en los dos sentidos.
Estamos integrados físicamente por ferrocarril en Visviri y Ollague, y por caminos en pleno uso por Tambo Quemado, Pisiga, Ollague y Cajón. En el año 2003 transitaron por estos pasos más de 72.000 vehículos y se movilizó más de un millón de toneladas de carga en vehículos y por ferrocarril.
Durante el mismo 2003, 131.995 turistas bolivianos fueron registrados entrando a Chile y actualmente hay 41.852 bolivianos residentes sin considerar los indocumentados que hacen crecer bastante esta cifra.
Nuestra relación comercial significa un total de 187 millones de dólares durante 2003, siendo la balanza comercial a favor de Chile de US$ 99,7 millones de dólares. Nuestras exportaciones alcanzan a US$ 141,2 millones de dólares y nuestras importaciones son de US$ 41,5 millones de dólares. Chile estudia la desgravación unilateral y anticipada a favor de Bolivia para equilibrar la asimetría entre ambos países y avanzar hacia un TLC.
Podemos afirmar entonces con estos antecedentes que he entregado que nuestro intercambio real con Bolivia es sustancial y puede ser mucho más aún. No he mencionado el tema del gas en suspenso todavía pero que ha sido sujeto de varios estudios que indican que su salida por Chile sería mucho más económica que por otros puertos de la región.

No podría dejar de mencionar el clima de nuestras relaciones en la actualidad. No podría decir que están en un alto nivel ni mucho menos, creo que las declaraciones de importantes autoridades bolivianas no ayudan precisamente a un entendimiento y a un trabajo conjunto, por el contrario creo que generan más desconfianza y alejan las posibilidades reales de buscar soluciones a nuestras diferencias. Más aún creo que generan en la población boliviana una percepción cada vez más negativa de lo chileno y es realmente lamentable que esto sea alentado por las autoridades.

Este pretende ser un breve resumen de nuestra relación por cierto incompleto, pero que da luces evidentes que no hay interés de mantenernos alejados unos de otros, sino por el contrario muestra voluntad de avanzar.

Un enfoque estratégico
A través de la historia de estos últimos cien años la búsqueda de una salida del mar para Bolivia ha sido un tema recurrente en nuestra relación. Hemos visto así que ha habido conversaciones entre ambos países para buscar una solución al tema, las que en síntesis consideran las iniciativas con motivo de la solución de los temas pendientes con Perú en 1920, en que Chile habría tenido disposición de ceder un corredor al norte de Arica en función del plebiscito que se realizaría y como sabemos nunca se llevó a efecto. Estas conversaciones se han reiniciado luego en 1950, 1975 y 1986 y entre las posibles soluciones siempre ha figurado un
corredor al norte de Arica. También se ha hablado de enclaves o de un corredor a la altura de un puerto en el sector de la II Región.
Un corredor en la II Región significaría desde este punto de vista dividir el territorio dejándose aislada por tierra la I Región del país, esto se hace impensable y esta es la razón porque no se ha mantenido este tipo de alternativa. Imagínense la dificultad de conectar dos pedazos de Chile por tierra, mar y aire. Los posibles enclaves tienen dificultades similares en cuanto a regímenes de administración y a la participación de terceros en su desarrollo que podrían afectar el normal funcionamiento de las actividades nacionales, incluso entorpecerlas, además de ser por sí una fuente de conflicto.
Así, desde un punto de vista estratégico pareciera una mejor solución un corredor al norte de Arica, lo que significaría limitar solo con Bolivia, sin embargo como sabemos, el Tratado de 1929 estipula claramente que cualquier cesión territorial en el sector de Tacna y Arica debería contar con el acuerdo de ambos países.

Desde un punto de vista netamente militar la presencia boliviana en el sector se sumaría a la peruana en su despliegue actual, lo cual significa un aumento de potencial en ese sector en una posible alianza militar, que no sería la primera en la historia de la región.

Esta solución del corredor, la más conversada en la iniciativa de Charaña, tiene un componente que lo afecta directamente, cual es las reclamaciones que está haciendo Perú en cuanto a la delimitación marítima. Perú reclama soberanía en el mar en cuanto a la proyección de su territorio en el Pacífico y cualquier cambio en el statu quo en el sector afectaría sus reclamaciones, a su vez existen voces reivindicacionistas que no aceptarían cesión alguna de un territorio que fue peruano.

Desde el punto de vista económico, realmente hay una dependencia
mutua entre Tacna y Arica lo que un corredor afectaría incorporando necesidad de nuevas y especiales regulaciones. Se agrega a este hecho que en las conversaciones anteriores Perú se ha mostrado interesado en cambiar las condiciones objetivas de la soberanía chilena en el sector, especialmente en cuanto a la administración de Arica.
Todos estos factores nos muestran que la solución de una posible cesión de
soberanía incluye serias dificultades que a lo mejor en vez de resolver problemas, podrían generar más dificultades a corto plazo durante una eventual negociación y a largo plazo en su implementación.

Una perspectiva económica y comercial
Un corredor boliviano entre Tacna y Arica, habiendo descartado otras soluciones por las razones indicadas, lleva a pensar que afectaría el normal desarrollo de las actividades económicas que se realizan entre Perú y Chile. La unidad económica entre Tacna y Arica es una realidad histórica y territorial que debe ser perfeccionada. En ella se asientan las servidumbres y los derechos del Tratado de 1929. Académicos peruanos piensan que un corredor no debiera debilitar esa relación. La soberanía boliviana que pudiera concederse tendría que neutralizarse
en esa zona sumándose Bolivia al desarrollo económico de la misma en un marco integrador, por ejemplo Perú colocar el muelle a su servicio y Bolivia el gas para el desarrollo petroquímico. Perú debería además asegurar condiciones de progreso para el sur. Ello implica facilitar el desarrollo portuario, eventualmente un mecanismo de cooperación entre Arica, Ilo y Matarani para satisfacer los requerimientos de servicios de carga boliviana y brasileña por la zona. También restablecer el vínculo económico entre Arequipa y Puno.
Un firme compromiso es necesario para que el mecanismo de integración peruano boliviano se extienda a las zonas de aprovisionamiento de Cochabamba, Santa Cruz y el oriente brasileño. Bolivianos y chilenos pueden enriquecer esta agenda mínima sumando intereses realizables y cambiar la perspectiva de suma cero que quisiera predominar en el escenario.
Si nos aproximamos al concepto de frontera como puente más que como muro, el desarrollo fronterizo y las fronteras activas se hacen necesarios. Así se puede mejorar el régimen fronterizo, procurarse economías de escala complementando los procesos de transformación, buscar el uso conjunto de recursos y servicios y generando asociaciones empresariales. Ayudaría bastante la promoción de un mejor desarrollo urbano en las fronteras que aún carecen de servicios apropiados.
Una mayor creatividad e interés en una complementación económica implicaría amplitud de mercados, multiplicación de recursos y mejor aprovisionamiento de insumos en la etapa de integración regional. Arica estaría llamada a jugar un rol de afianzamiento local y regional que compensaría la fuerte atracción que proviene del corazón del continente. Un mayor nivel de intercambios implicaría un mayor grado de desarrollo conjunto.

Un enfoque con respecto a la negociación
El hecho que aún no tengamos relaciones diplomáticas con Bolivia habla por sí sólo de los fracasos de nuestras negociaciones diplomáticas.
Para poder negociar algo debe partirse por demandas de carácter racional y
desde este punto de vista una revisión del Tratado de 1904 no podría incluirse en este proceso. Es claro el derecho internacional, la Carta de Naciones Unidas y la Convención de Viena al respecto. El principio de la intangibilidad de los tratados está a firme en la comunidad internacional y Chile ha definido claramente su postura que no negociará su soberanía, respaldado justamente en el tratado que en definitiva se lo da.
Si la cesión de soberanía no está en disputa hay que trabajar sobre otros
parámetros que signifiquen otro tipo de soluciones para lo que se requiere
conformar una agenda que se mantenga en el tiempo y que permita ir resolviendo paso a paso los temas que se discutan. El tema de la mediterraneidad no es eneste sentido un elemento definitorio y al entender de mucha gente no es el motivo del estancamiento o falta de desarrollo de Bolivia, hay una infinidad de otras variables que pueden afectarlo. La muestra más clara son las economías y sociedades mediterráneas exitosas en otras partes del mundo. Chile en este sentido ha tenido voluntad de buscar soluciones y las facilidades que a la fecha otorga de libre tránsito dejan este argumento sin solidez.

Otro aspecto fundamental es conocer realmente una propuesta concreta y que esta sea racional como hemos dicho, es decir que de alguna manera sea susceptible de ser aceptada. Una libre salida al mar, propia, soberana, desde el actual territorio boliviano a la costa, un enclave sin soberanía, un comodato, unazona franca. Todo puede ser sujeto de conversación pero debe tenerse en cuenta todas las dificultades que cada una de las propuestas demandan. En una negociación se requiere muchas veces colocarse en el lugar del otro y verificar cuáles son sus reales posibilidades de acceder a lo que se pide.

En una negociación las dos partes deben quedar satisfechas, en nuestras negociaciones las compensaciones no han estado ausentes, en territorios, en recursos hídricos, a las cuales podríamos agregar el gas ahora, pero que al proponerse no han tenido el respaldo político esperado. Creo que es un tema que no puede estar ausente.

Pareciera ser que en una negociación que incluyera territorios en Arica, la participación peruana se haría inevitable. La presencia peruana en las conversaciones anteriores ha buscado defender primero sus propios intereses y en una segunda prioridad preocuparse de ayudar a Bolivia en la solución de sus problemas. De allí que este es un hecho de la causa que no puede obviarse y alcual hay que aproximarse con realismo y con agendas claras.

El clima para sentarse a conversar de temas tan delicados de una profunda raíz histórica no se prepara con declaraciones rimbombantes, ni con amenazas, ni levantando nuevos temas. Por el contrario si realmente quiere construirse la mejor solución a los anhelos de los países se requiere un mínimo de cordialidad, de seriedad, de apego al derecho.

Conclusiones
En síntesis, ¿es posible una salida al mar a Bolivia?
Creo sinceramente que es posible pero no bajo las exigencias que hasta ahora ha hecho Bolivia, que estimo adolecen de algunas de las deficiencias mencionadas en los párrafos anteriores. Chile, creo que ha mantenido una posición muy clara al respecto de no ceder soberanía, pero se ha allanado ya en varias ocasiones a buscar fórmulas para dar respuesta a los anhelos bolivianos. Como hemos visto no todo es voluntad chilena. La globalización y la posibilidad de enfrentar juntos el mejor futuro para nuestros pueblos requieren aprovechar las oportunidades que se nos han dado. De allí creo que todas las iniciativas de integración que están en marcha en la región no pueden dejarse de lado, creo que con buena voluntad y decisión y con políticas de estado se puede avanzar.

La historia nos muestra que en estos procesos la política interna de los países juega un rol fundamental. Si estas situaciones se esgrimen como banderas electorales o como distractores de graves crisis internas, creo que la solución que se busca está cada vez más lejos. Si colocáramos temperatura a nuestras relaciones con Bolivia y las comparáramos con un enfermo, creo que este habría muerto hace rato por los abruptos cambios. Pero seguimos vivos y eso nos da esperanza.

Quiero terminar estas reflexiones insistiendo que el generar percepciones
negativas en las sociedades puede generar un peligroso espiral. Jaime Eyzaguirre nos decía, “es un rasgo de inteligencia y de civilización ayudar a comprenderse mutuamente. Y aunque la tarea no sea ni fácil ni rápida, urge emprenderla cuanto antes si se quiere evitar a tiempo lágrimas y sangre. Se necesita para ello, claro está, generosidad de espíritu, rectitud de intención. La complementación material y espiritual de la misma estirpe debe ser buscada con ahínco. Sin negar el legítimo y natural amor a la tierra natal, y aún por el bien de ella, hay que abrirse a más amplios horizontes, a la posibilidad de una transfusión del cuerpo y del alma de estos pueblos que por espacio de tres siglos formaron un solo todo”.

29 pensamientos en “¿Es posible una salida al mar para Bolivia?

  1. Creo que es un muy buen análisis y deja en claro que la buena voluntad no basta¡. Hay elementos que no se pueden soslayar al ceder terrotorio y mar. Una vez en el conflicto de Argentina con Chile, Beagle, un periodísta dijo algo cierto: “la soberanía no se entiende como tal si no se ejerce”. Chile ha ejercido y desarrollado el norte de nuestro país. Poner un enclave militar y económico, favoreciendo intereses de terceros(Brasil-Perú) sería el error mas garrafal que haya cometido la Cancillería después de la entrega de la Patagonía.Chile no se vende ni hipotéca.

    • Soy juez,abogado y miembro del Poder Judicial y creo de suma importancia dejar en claro que la culpa que nuestro querido pais haya perdido soberania es de MICHELLE BACHELET JERIA ella nunca tuvo que haber accedido a someterse a la jurisdicción de la Haya.Buen triunfo para Perú. Y ahora a preparase para darle mar a Bolivia basta BACHELET .Cualquier duda estoy disponible para dar una charla. ALVARO RODRIGO CASTRO TOLOZA
      Saludos

      • Creo que hay que tener claro que el conflicto entre Chile y Perú por el dominio marítimo fronterizo es anterior al primer gobierno de Michelle Bachelet (2006-2010) .. antes de iniciado el proceso ante la CIJ Chile había ignorado la pretensión peruana. El gobierno del general Pinochet no tuvo reacción tras conocerla(1975 – 1986 si no me equivoco). Durante su gobierno el presidente Ricardo Lagos negó que constituyera una controversia jurídica, aunque aceptó conversar sobre el tema; su canciller Soledad Alvear negó que estuviera en la agenda de los temas conversables, y su segundo canciller Ignacio Walker expresó que sólo se trataba de “visiones distintas”. Así entre 1986 y 2005, aunque con frases contradictorias, el tema fue para Chile sólo una cuestión de hecho que contradecía tratados vigentes e iba en contra de un statu quo semisecular. (…) En ese momento Chile no podía ni debía privilegiar actitudes o soluciones de fuerza para solucionar el conflicto planteado. En el marco del Derecho Internacional Público y de la Carta de las Naciones Unidas el gobierno chileno sólo disponía de su capacidad de legítima defensa y de distintas vías pacíficas, una de las cuales era la sumisión conjunta ante la CIJ. La gama de opciones no cambiaba la naturaleza intrínseca de la controversia mutándola de conflicto político entre poderes soberanos a contienda técnica sobre la interpretación del Derecho. En definitiva no hubo una acción conjunta ante la CIJ sino una demanda unilateral del gobierno peruano anunciada a Lagos por Alejandro Toledo y formalizada por Alan García durante el gobierno de Michelle Bachelet. De acuerdo con esto la interrogante sobre la naturaleza del conflicto debe formularse de manera retroactiva a partir de hechos consumados.. cuando, cómo y por qué pudo el Perú imponer su Tesis de que en la especie había sólo una controversia jurídica, la cual debía solucionarse en sede jurisdiccional. (…) según instancias académicas y de los medios el proyecto peruano tiene un vínculo causal con “los acuerdos de Charaña” de 1975. (…) Yo creo que no se puede culpar sólo a una persona y menos a Michelle Bachelet, por una situación compleja que se produce cuando existe un gobierno democrático peruano y una dictadura chilena aislada internacionalmente que llega a los famosos “Acuerdo de Charaña” con el dictador boliviano Banzer. Eso gatilló la nueva Tesis peruana (los militares peruanos y el poder político juntos) entiendo yo.. Me permito adjuntar a usted un documento muy interesante donde sale todo lo que digo.. http://library.fes.de/pdf-files/bueros/chile/06784.pdf

  2. Coincido en varios de los puntos del análisis que el Sr. General Arancibia Clavel hace del tema de una salida soberana al mar para Bolivia; sin embargo, creo que el enfoque no es completo y carece de una profundización más acabada de la problemática, que se originaría en los siguientes aspectos, y que a mi juicio, hacen absolutamente impracticable cualquier aventura que nos llevase a dar soberanía en el Pacífico a Bolivia, porque sólo nos acarreará problemas mayores :

    En el supuesto de un corredor al norte de Arica:

    -Bolivia se niega a un canje territorial, y alega que Chile debe ” resarcir el daño causado por la guerra”….( Evo Morales). Este sólo punto hace imposible siquiera tratar el tema.
    Sabemos que ningún chileno, mucho menos un Presidente y el Congreso, aprobará semejante despropósito.
    Sin embargo sigamos viendo.

    -Habría pérdida de soberanía marítima para nuestros pescadores de Arica en una zona altamente sensible para ellos por su importancia pesquera; tengamos presente que ya perdieron algo con la demanda peruana, y seguramente serán, y con toda razón, acérrimos y tenaces opositores a ese corredor.
    Las discusiones, peleas y enfrentamientos, serán pan nuestro de todos los días entre ellos.

    – Violaciones a los espacios marítimos mutuos entre pescadores de ambos países por lo estrecho de la zona (10 o 12 Kms.de ancho);

    -Violaciones al espacio aéreo chilenos por parte de Bolivia;

    -Estudios señalan que la zona al norte de Arica no es apta para la construcción de un puerto, que es el principal objetivo de la demanda boliviana, siendo entonces esto, absolutamente DETERMINANTE, ya que resultaría completamente inútil conceder el mentado corredor.
    Lo anterior es básico, porque de lo contrario el problema subsistirá y de mayor gravedad aún, no dándose jamás los bolivianos por satisfechos, con la diferencia que ahora los tendríamos al costado nuestro, haciendo de “cabeza de playa” y buscando acuerdo con los peruanos para nuevas alianzas.

    -Incremento del NARCOTRÁFICO y , deterioro de la seguridad y convivencia en Arica, que terminaría siendo ” ciudad dormitorio” del crimen organizado internacional.

    -El corredor y su zona de playa ( bastante inhóspita también, habría que señalarlo) sólo les alcanzaría para ejecutar obras para un balneario ( harto desagradable por lo inadecuado, por cierto) y, por tanto, Arica continuaría siendo el receptáculo de todos los males bolivianos pero incrementados por la cercanía y el odio : convivencia, drogas, alcohol, violencia callejera, etc.,etc.,etc.

    -El mejoramiento e incremento de nuestras relaciones con Perú, hacen absolutamente inviable perder nuestra frontera con ese país, y de seguro Perú piensa lo mismo. Hemos visto que el proyecto Bolivia-Mar en Ilo, lleva durmiendo en el Congreso peruano ya cuatro años.

    En suma:
    El peor error que Chile pudiera cometer en toda nuestra historia, sería ” REGALARLE” a Bolivia una salida al mar, e incluso con un canje territorial no nos convienen para nada, para nada.

    Chile debe seguir manteniendo sus actuales fronteras, fortalecer sus FFAA, potenciar Arica, y, definitivamente, DECLARAR EN TODOS LOS TONOS, ……¡¡ QUE CHILE NO ESTA DISPUESTO A ENTREGAR SOBERANÍA EN EL PACÍFICO A BOLIVIA!!…..¡¡Y QUE SE VENGA EL MUNDO ABAJO!!

    Siempre me pregunto…¿ porque los políticos chilenos no hablan con la verdad y transparencia, y prefieren darse 40 vueltas antes de reconocer algo? ¿ es falta de valor, decirle a los bolivianos, ” mire señor, no les vamos a conceder su aspiración marítima ?.¿ como se le ocurre que voy a sacrificar a mi país ?

    Como hecho de menos la política y el sentimiento patrio de Don Diego Portales.
    Gracias por aceptar mi comentario

    • Yo creo que el análisis del general Arancibia puede parecer no muy completo o no muy profundo porque es una reflexión en general, a título personal ya hace algún tiempo, pero que está hecha por un académico militar. A mi me pareció interesante porque junto con entregar posibles salidas prácticas al problema relaciona la estrategia militar con “qué impacto concreto
      tendría para Chile y la región” esas salidas, con un enfoque económico y comercial, más allá de la pesca artesanal o industrial en esa zona.
      Yo creo que las cosas cambiaron cuando Bolivia decidió ir a la Corte de la Haya, por una parte, y cuando salió por primera vez Michelle Bachelet (2006) como presidenta de Chile y presentó su agenda de 13 puntos con Bolivia. Esa agenda no se terminó durante el gobierno de Sebastián Piñera y entiendo que podrían retomarla ahora. También entiendo que la política de Defensa de Michelle Bachelet esta centrada en “La consolidación de la
      gobernabilidad democrática sobre la defensa”, lo que lleva a reformas y modernización de las instituciones militares. El Programa de gobierno dice que: “Durante el período 2014-2018, la política de Defensa Nacional tendrá como objetivo principal de mediano y largo plazo, generar una Comunidad de Seguridad en América del Sur que garantice la paz y elimine
      definitivamente la amenaza de la guerra, siendo el Consejo de Defensa de UNASUR la institución para avanzar en esta materia”, por lo que podríamos esperar opiniones de otros países sobre nuestros asuntos limítrofes. De todos modos el problema está en la Corte de la Haya la cual tiene que resolver la petición de Bolivia. Chile sólo podrá presentar un informe en febrero de 2015. No hay posibilidad de consulta ciudadana porque Chile ha aceptado ir a la Corte de la Haya, entiendo yo. La política de defensa actual está en “la cooperación y extensión de medidas de confianza mutua y de prevención de crisis con nuestros vecinos y en la región”. Con Bolivia se considera que lo más importante es “retomar el camino del diálogo, iniciado en 1999, y el clima de confianza mutua conseguido durante el período 2006-2010. La plena normalización de las relaciones con Bolivia es un
      objetivo al que se aspira”. Asimismo, se busca dar pasos significativos para la proyección de las relaciones
      entre América del Sur y el Asia Pacífico.”..

      • Agradezco su respuesta.

        En realidad, mi posición respecto del análisis que hace el General Roberto Arancibia sobre la aspiración marítima boliviana va en el sentido que, al parecer, en Chile no se ha hecho un análisis profundo, y por consiguiente, un relato acabado, aterrizado y claro, sobre los problemas sociales, geopolíticos y geoeconómicos que Chile se echaría encima en caso de aceptar esa aspiración boliviana, sino que siempre se busca dar una respuesta “políticamente correcta” pero huidiza de la realidad, de la verdad, y eso es lo que finalmente ha desembocado en una nueva en La Haya, alegando Bolivia supuestos derechos expectaticios ya que jamás se termina por concederle soberanía en el Pacífico, a pesar de todas las veces que Chile ha iniciado conversaciones con ese fin; coloquialmente alegan que Chile los ” ha mecido por años”.

        A mi me parece que esto no corresponde, y que Chile debe sincerar su posición definitivamente. Es mejor sonrojarse una vez que ponerse colorado mil veces, y en esto, las FFAA de Chile deben llevar el estandarte, deben ser muy claras, y entregar una guía de “conocimiento” al resto del país, sobre las consecuencias de conceder a Bolivia un corredor marítimo, que dicho sea de paso, no será jamás la solución que Bolivia busca, la de construir un puerto que le permita acceso y comunicación al mundo entero, lo que nos conduciría directa e inevitablemente a un callejón sin salida, complicando más aún las relaciones, y generando sobre Arica una serie de graves problemas sociales que no sólo tensionarían la convivencia interna sino con la propia Bolivia, llegando así a una indeseable situación nacional e internacional,…..y gratuitamente.

        El General Arancibia dice al concluir, que cree que es posible conceder a Bolivia una salida al mar, pero que Chile ha tenido un posición clara de no ceder soberanía, entonces me pregunto si el General Arancibia no está enterado que Bolivia LO ÚNICO que demanda es soberanía?.
        Bolivia NO QUIERE OTRA COSA, no quiere un enclave con o sin soberanía; Bolivia quiere CONTINUIDAD TERRITORIAL Y MARÍTIMA CON SOBERANÍA. Entonces, para que nos ponemos una venda en los ojos o escondemos la cabeza como la avestruz ; salgamos al frente de aquellas absurdas pretensiones bolivianas, que nos están dejando muy mal en el mundo entero por la enorme campaña comunicacional que está haciendo Bolivia.

        Ahora con una segunda demanda en La Haya somos malos vecinos, los injustos de América Latina con la pobre Bolivia, somos culpables de su atraso como nación ; y tampoco hacemos un relato de nuestra historia, para aclarar que fue Bolivia la provocadora, la eterna incumplidora de tratados internacionales que finalmente ocasionaron la guerra y su meditarraneidad, y que Chile no está dispuesto a regalar su soberanía por resultar imposible en la práctica e inútil en lo político, toda vez que Bolivia tiene acceso al océano Pacífico y su comercio no sufre mayores problemas, salvo cuando ha habido paros en los puertos, algo de fuerza mayor, que también se le podría buscar una solución para evitar futuros problemas.

        Respecto de su comentario sobre la actual política exterior chilena, que busca retomar el camino del diálogo y recomponer las confianzas, amén de la plena normalización de las relaciones ( que jamás han existido) tal como lo ha manifestado el gobierno, considero que aún siendo una loable iniciativa, es más de lo mismo, porque no se considera el estado real de las relaciones; relaciones que no existen en la vía diplomática y que no existirán en tanto cuanto Chile no se arrodille ante Bolivia y le conceda soberanía, porque la posición de Bolivia es irredenta, y porque al parecer nuestras autoridades desconocen la profundidad del problema que nos plantea Bolivia; vale decir, seguimos escondiendo la cabeza, y de esa manera jamás habrá una solución definitiva.

        La solución definitiva, para bien o para mal, reitero, está en sincerar políticamente nuestra posición, como lo hizo el gobierno de Piñera, y declarar de manera taxativa que Chile no está dispuesto a conceder soberanía marítima a Bolivia y salir al frente con un relato histórico que responda a la victimización que Bolivia hace ante el mundo; sólo eso nos permitirá desarmar o al menos disminuir desalentar el relato boliviano que ahora llega ponernos en contra de lo que ellos llaman la “integración latinoamericana” o mejor dicho integración ” bolivariana” que tiene, como se sabe, nefastas consecuencias en los países que practican dicha ideología.

    • Regalarle territorio a Bolivia dice usted que sería un error garrafal de Chile pero, si ustedes los chilenos robaron 125.000 Kilómetros cuadrados y 400 kilometros de costas a Bolivia sin contar lo que usurparon del Perú, de que error garrafal habla, sería únicamente delvolver algo de lo mal habido. La guerra del Pacífico fué un acto de piratería, pillaje y rapiña por parte del expancionismo chileno y gracias a los ricos yacimientos de salitre y cobre hoy Chile goza de una economía floreciente, esos recursos son de la explotación por mas de 100 años de recursos rapiñados a Bolivia. De que error garrafal me habla si lo único que quiere Bolivia es recuperar migajas de todo lo que se le usurpó por la fuerza y la prepotencia.

      • Hola Marcelo, yo no se quien habla de regalarle territorio a Bolivia, yo entiendo que en cualquier gobierno chileno, sea de derecha, izquierda o centro no está en discusión la soberanía sobre el territorio chileno.. y creo que tampoco vamos a discutir los causas de la guerra del pacífico cuando han pasado más de 100 años de eso y nosotros ni siquiera existíamos..(Seguramente los historiadores pueden hacer esos estudios) ” Las fronteras de la República de Chile tuvieron como base las de la Capitanía General de Chile, luego de su independencia de la Monarquía española en 1818. Después fueron ampliadas por incorporaciones y establecidas con tratados internacionales. Limita con Perú al norte (168 km), Bolivia al nordeste (942 km) y Argentina al este (6691 km), totalizando 7801 kilómetros de fronteras terrestres. ” (para conocer algo más sobre límites de Chile podemos ver lo que dice Wikipedia por ejemplo https://es.wikipedia.org/wiki/Fronteras_de_Chile) Ellos dicen que desde la independencia de Chile en 1818 hasta 1879 “no habían fronteras con Bolivia y esas fronteras se establecen en el Tratado de 1904 cuando termina la guerra del Pacífico. Tras la Guerra del Pacífico, en 1904 se firmó con Bolivia la paz definitiva. En este acuerdo se acordó que Bolivia le traspasaría el dominio absoluto y perpetuo de Chile el territorio de la Provincia de Antofagasta, Chile en este tratado se comprometía a construir una línea férrea entre Arica y La Paz, también Chile reconocía a favor de Bolivia el libre derecho de tránsito comercial por su territorio y los puertos del Pacífico y el derecho a establecer agencias aduaneras en Antofagasta y Arica. No fue un robo fue un acuerdo entre dos países después de una guerra. Después de la Segunda Guerra Mundial hubo algunas negociaciones: “El Acuerdo de Charaña firmado el 8 de febrero de 1975 entre los presidentes / dictadores general Augusto Pinochet (de Chile) y Hugo Banzer (de Bolivia) en la estación ferroviaria boliviana de Charaña. Este acuerdo se firmó principalmente para restablecer las relaciones diplomáticas entre ambos países. Es importante mencionar que el presidente/dictador de Chile le ofreció a Bolivia una salida al mar por el norte, justo en la frontera con Perú, pero Bolivia rechazó la idea de canje territorial exigido por Chile y Bolivia finalmente rompió las relaciones con Chile el 17 de marzo de 1978. ” Debemos reiterar que: “El límite actual entre Chile y Bolivia fue delimitado por el Tratado de Paz y Amistad de 1904. Fue firmado el 20 de octubre de 1904 en La Paz por el ministro plenipotenciario chileno Emilio Bello y el ministro plenipotenciario boliviano Alberto Gutiérrez.”. Saludos..

    • Muy bien explicado señores así quiero escuchar a mi País, en pocas palabras nunca mar a Bolivia…

  3. ACLARACIÓN:

    Respecto de: “Las discusiones, peleas y enfrentamientos, serán pan nuestro de todos los días entre ellos”….. me estoy refiriendo a discusiones, peleas y enfrentamiento…. entre pescadores chilenos y bolivianos en un estrecho margen marítimo de unos 10 KMs. apróx. para ambos países en esa zona.

  4. A nosotros los peruanos nos beneficia que Chile se niegue a dar una salida soberana al mar a Bolivia. El gas, el litio, el flujo comercial de Brasil y Paraguay, saldran tarde o temprano por Peru trayendo mayor desarrollo e integracion en desmedro del norte de Chile.
    CHILENOS SIGAN NEGANDO MAR SOBERANO A BOLIVIA…al Peru le conviene

    • He aprobado tu comentario ketinprimero, pero todavía no se cual es la solución a la demanda boliviana…espero que en el curso de los próximos tres años podamos tener una respuesta favorable para todos. Creo que el asunto no es sólo de territorio sino es económico y social. Saludos..

    • Este es un comentario rastrero de un nacional peruano que también sufrió de la rapiña chilena si no, recuperen Arica.

      • Marcelo, a mi no me gustan las guerras..pero cuando hay una guerra se conquistan territorios u otras cosas.. y se hacen tratados que deben respetarse a menos que se rompan con otra guerra.. pero en este siglo XXI en que estamos creo que la idea es el diálogo, la cooperación y la integración no la guerra.. y todos los daños que ellas acarrean.. Yo creo que los límites territoriales de Perú, Bolivia y Chile están claros, no hay dudas al respecto. Disculpe la demora en contestarle, pero he cambiado este espacio por otro llamado Quorum donde siguen los asuntos que le interesan a Chile..desde mi punto de vista. Saludos..

    • Me pareció interesante la conferencia del general chileno aunque no comparto todo lo que dice.. Creo que el punto de partida es el tratado chileno boliviano de 1904, “tratado de paz y amistad firmado por representantes de la República de Bolivia y la República de Chile con el fin de terminar el estado de guerra existente entre ambos países luego del estallido de la Guerra del Pacífico en 1879.”. Entiendo que: “El Tratado de Paz y Amistad fue discutido por varios años, especialmente debido a la cesión absoluta y perpetua de los territorios bolivianos ocupados por Chile, correspondientes al antiguo departamento del Litoral (actual Región de Antofagasta), lo que dejaba a la República de Bolivia sin acceso al océano Pacífico. El tratado además incluye una serie de cláusulas con el fin de suplir la carencia de una salida marítima soberana, dentro de las que se destacan la obligación de Chile de construir un ferrocarril entre Arica y La Paz, la concesión de créditos, derechos de libre tránsito hacia puertos en el Pacífico y el pago de 300 mil libras esterlinas como compensación, y también se cancelaron deudas que tenía Bolivia con Chile.”. Entiendo que todo eso se ha cumplido. No estoy de acuerdo con corredores o enclaves que se conversaron durante el gobierno del general Pinochet y el general boliviano Banzer. No estoy de acuerdo que se divida el territorio sobre el cual se ejerce soberanía. Quisiera entender que clase de soberanía es a la que se refiere Bolivia cuando habla de salida soberana al mar. Entiendo que soberanía es el derecho de un pueblo, el poder, de elegir a sus gobernantes, de formar sus leyes y proteger su territorio. Bolivia tiene hoy día un territorio y Chile tiene otro. Lo que si estoy de acuerdo es que Chile y Bolivia a 100 años del Tratado puedan mejorar sus relaciones diplomáticas, ya que en todo este tiempo no han logrado fructificar los esfuerzos para conseguir por ejemplo una Embajada. Sin embargo pienso que todo lo que se ha hecho, desde el cumplimiento mismo del tratado que asegura el más libre tránsito por nuestro territorio a las importaciones y exportaciones bolivianas – las que ocupan los puertos de Arica y Antofagasta con total ausencia de gravámenes (aduana, impuestos, tasas de derechos de tránsito) y con potestad aduanera, lo que significa que la aduana boliviana y su administración portuaria funciona en nuestros puertos contando con todas las facilidades nacionales. (Las importaciones pueden permanecer hasta un año en forma gratuita en nuestras instalaciones y las exportaciones hasta 60 días). Pienso también que todo lo que se ha hecho en relación a trabajos de infraestructura pensando en corredores bioceánicos, temas de integración física, proyectos conjuntos de minería, estudios sobre intercambios energéticos, cooperación en cuanto a recursos hídricos, proyectos para ir de la complementación económica a un tratado de libre comercio, aspectos relacionados a la integración en controles de fronteras y cooperación en educación. Coordinación de nuestras policías para enfrentar en forma conjunta las amenazas del tráfico de drogas, como asimismo combatir el contrabando. Todo eso es favorable para mejorar las relaciones chileno bolivianas. Nuestra soberanía no puede estar en discusión y tampoco el derecho de nuestro pueblo a proteger su territorio e intereses. Para avanzar más allá, por ejemplo, con la idea de soberanía compartida de un territorio se requiere mucho más de lo que hay ahora y también la idea de desmilitarización de una zona, en un acuerdo de ambas partes, pienso yo.. Saludos… 🙂

  5. Uno de los puntos mas importantes es la continuidad territorial de Chile , Bachelet en su primera administracion ofrecio una enorme extension territorial a Bolivia a espaldas de chilenos ,sin conocimiento ,y sin medir las consecuencias e implicancias que significa esto , abriendo con esto una seria peligrosidad a futuro , Bolivia es un pais volatil, donde un acuerdo o palabra valen tanto como el papel donde estan escritos , el ceder un area de superficie terrestre y maritima, implica tener el enemigo en casa , y nunca es descartable un acuerdo o alianza boliviana con Peru, con las implicancias predecibles , nada obligaria a bolivianos a no entorpecer ,y ahogar el territorio chileno al norte de este enclave soberano , por lo cual esta es la peor solucion , la otra y mas equitativa y sin implicancias estrategicas seria en el norte de Arica , pero Peru espera sacar su pedazo para decir si ,no se debe olvidar la realidad de que Peru y Bolivia no son paises amigos sino vecinos con acuerdos comerciales , gobernantes chilenos se han caracterizado por su ignorancia , dejacion y desapego por defender nuestro territorio , y con unas FFAA vacilantes y temerosas que han sido incapaces de decir pio a avergonzantes entregas territoriales, dando carta libre a mandatarios y politicos corruptos y entreguistas , casos tipicos Aylwin, Frei, Pinera y Bachelet , me pregunto , seremos los chilenos capaces de conservar nuestro territorio , se debe tomar en cuenta que de acuerdo al tratado de 1904 todo esta resuelto a perpetuidad , y sin embargo pusilanimes de sucesivos gobiernos de Pinera y Bachelet nos demostraron cuan disuasivos son los bolivianos, que aunque carecen de derechos juridicos arrinconan y demandan entregas territoriales donde una entreguista izquierda esta dispuesta a complacerlos , siempre que las FFAA de Chile mantengan su pusilanime actitud prevaleciente hasta el momento.

    • Yo creo que está claro cuál es el territorio chileno antes y después del Tratado de 1904..ningún gobernante chileno puede ceder parte de nuestro territorio a otro país, creo que es una decisión que no puede ser tomada por una sola persona, aunque la democracia que tenemos sea representativa y no directa. Yo creo que ante la posibilidad de entregar parte del territorio chileno con soberanía a Bolivia, debería hacerse una consulta ciudadana para conocer que es lo que piensa el pueblo de Chile.. No se trata sólo del territorio sino de la administración económica y social de parte de nuestro territorio y de las personas que en él viven hoy día.. Es cierto que las políticas han cambiado en el curso de los años y hoy por ejemplo no sólo la Nueva Mayoría sino la mayoría de Latinoamérica tienen como objetivo principal en Defensa a mediano y largo plazo “generar una Comunidad de Seguridad en América del Sur que garantice la paz y elimine definitivamente la amenaza de la guerra, siendo el Consejo de Defensa de UNASUR la institución para avanzar en esta materia. En el mismo sentido las políticas nacionales y latinoamericanas estarán dirigidas a fomentar la cooperación y extender medidas de confianza mutua y prevención de crisis con nuestros vecinos y con toda la región. (…) Nuestra política en defensa está dirigida al diálogo, cooperación e integración con Argentina, lo que supuestamente debe extenderse a Perú, se piensa que en la medida que tales objetivos de materialicen, se podrá revisar el concepto de disuasión y avanzar a un nuevo concepto de política de defensa centrado en la cooperación mutua, la integración y el diálogo.”. Con Bolivia lo fundamental es retomar el camino del diálogo, iniciado en 1999, y el clima de confianza mutuo alcanzado en el periodo 2006-2010. La plena normalización de las relaciones con Bolivia es un objetivo al que aspiramos.. eso dice el programa de Michelle Bachelet y la nueva mayoría. No conozco otro programa que haya sido aceptado por la mayoría de los chilenos en Democracia.

    • Quiero agregar un comentario a lo que dices Leonardo Pizarro, que para que los chilenos podamos conservar nuestro territorio, “se debe tomar en cuenta que de acuerdo al tratado de 1904 todo está resuelto a perpetuidad”…lo cual yo diría que no es exactamente así…si bien los tratados son importantes para solucionar problemas entre los pueblos en un momento dado, puede cambiar el espíritu en el que fue redactado, lo que según mi opinión, podría permitir cambiarlos…o pueden ser declarados obsoletos porque no subsisten las condiciones o circunstancias que los permitieron.. No son eternos y pueden ser cambiados..

  6. muy bueno el argumento sobre la pregunta inicial y los comentarios posteriores.
    mi opinion es que lamentablemente Chile y me refiero a los representantes del estado indistintamente el gobierno de turno, desde el termino de la dictadura o gobierno militar hasta hoy se han empeñado en ser diplomaticamente muy correctos pero exagerando demasiado este continuo intento de no quedar mal con nadie (me refiero internacionalmente con sus vecinos) lo que claramente le ha resultado de forma inversa a lo esperado quedando demostrado con estas demandas. Los pro y contras del problema actual ya no sirven de nada analizarlos por que ahora una corte internacional tiene que simplemente declararse incompetente (que creo que sucedera) u ordenar negociar entre ambos estados y nuevamente Chile se tendra que acomodar a las circunstancias. El problema de fondo en todo esto yo creo es la mentalidad exageradamente diplomatica del estado chileno para resolver los conflictos, no dejando nunca clara su postura de forma tajante en el momento adecuado, sino solo una vez que tiene la soga al cuello, quizas por evitar posibles conflictos belicos que seria una buena justificacion pero que demuestra una especie de cobardia y debilidad internacional principalmente con sus vecinos ( peru y bolivia) quienes creo en una nueva, clara y secreta alianza no dudaron en efectuar estas demandas dejando de lado años de supuesta paz vecinal con Chile y simplemente guardarse en el bolsillo lo correctamente diplomatico a diferencia de nosotros. Esta demas mencionar las constantes provocaciones de autoridades bolivianas incluido su mandatario, hacia Chile y de igual forma lo han hecho autoridades (fujimori, toledo y garcia) y prensa peruana en su momento sin importarles la gran diplomacia y correcto comportamiento de Chile que hasta este momento no le ha servido de mucho. Lamentablemente Chile lo que ha ganado luchando la cobarde diplomacia lo entrega negociando

    • Ricardo. me disculpo por no contestar de inmediato porque este espacio lo he cambiado por otro llamado Quorum donde está lo más reciente acerca de la demanda boliviana ante la Corte Internacional de Justicia de la Haya y me imagino ya se habrá enterado que la CIJ se ha declarado competente para conocer la demanda boliviana. Ahora la CIJ deberá conocer cuando Chile se comprometió a negociar una salida al mar soberana para Bolivia.. Seguiremos atentos a la información que nos entregan los medios.. 🙂 Saludos..

  7. SON TODAS MUY BUENAS INTENCIONES Y PENSAMIENTOS DE PARTE DE LOS CHILENOS, COOPERACIÓN Y DESARROLLO EN ESTA PARTE DE SUD-AMÉRICA…PERO ESTAMOS ANTE UN POPULISTA, QUE TIENE EL NIVEL, UN POCO MAS ABAJO, DEL LÍDER DE COREA DEL NORTE, ASÍ QUE SEÑORES, A VER LA REALIDAD, Y DEJAR LA DIPLOMACIA DE GALA, PARA MOSTRARLE A EVO MORALES Y TODOS LOS SECUACES QUE LO RODEAN, QUE CHILE ES UNA NACIÓN QUE TIENE UN LIMITE ANTE LAS CONTINUAS OFENSAS DE LÍDERES DE CORTE POPULISTA, Y HACERLE VER EL ALCANCE DE NUESTRAS ARMAS Y LO QUE SIGNIFICA AGREDIR VERBALMENTE EN BUSCA DE UN RESULTADO FAVORABLE A SU PRETENCION DE LLEGAR AL MAR, POR VÍAS NO DIPLOMÁTICAS, OPINIÓN DEL INGENIERO JAIME ENRIQUE MUÑOZ ROJAS.

    • En primer lugar disculpa la demora en responder a tu comentario Jaime Muñoz Rojas..yo creo que la idea del diálogo, cooperación e integración tiene que estar presente en cualquier controversia con los países vecinos…es algo que va más allá de las buenas intenciones, es parte de una doctrina de defensa latinoamericana entiendo yo..Para cualquier solución hay que renunciar a las visiones conspirativas, de ofensas o de armas, para asumir o percibir la complejidad de lo real. Y en esa complejidad diría yo, están nuestros líderes o gobernantes de distinto corte, hay que encontrar un lenguaje común en las diferencias que existen entre ellos o nuestros pueblos.. Tenemos que conocernos mejor. Espero que todo resulte lo mejor posible.. Saludos..

  8. Qué lata y pena me da todo este chauvinismo añejo que aparece cuándo Bolivia nos llama a conversar el tema del mar, nos llenamos la boca con las mismas estupideces de siempre y nunca llegamos al fondo del problema. Por que está claro que tenemos un problema y qué lo tendremos siempre!!. No sería mejor dejar atrás todo ese discurso nacionalista, que no nos conducirá a nada y mirar juntos el futuro. Por de pronto, Nuestros países, junto con Argentina, tenemos más del 60% de la reservas de litio que existen en el mundo. Yo creo que un pueblo con visión de futuro, qué es lo que espero para mi país, ya estaría tratando de llegar a un acuerdo, podemos canjear territorio por mar y mirar el negocio del litio, como un negocio común. Ya muchos han denominado, como por ejemplo la que llevó a la revista estadounidense Forbes al denominar a la región como la “Arabia Saudita del litio”.
    Varios expertos pronostican que en unos 40 o 50 años el mundo agotará sus reservas de petróleo. Para entonces habrá que encontrar fuentes alternativas para el transporte.
    Los científicos ya creen haber encontrado la solución: vehículos híbridos o eléctricos que funcionan a base de una batería de litio.
    Las proyecciones más conservadoras estiman que para 2020 habrá en el mundo unos 20 millones de estos autos, aunque otros elevan esa cifra a 200 millones. Esto se suma a las baterías de litio que ya se usan en teléfonos celulares, computadoras y otros dispositivos electrónicos.
    En lo que coinciden todos es en que el litio es el gran protagonista de una revolución energética.
    En este contexto, muchos miran con atención hacia el Cono Sur, donde se encuentra la mayor reserva de este metal alcalino del mundo.
    Hace unos días, luego de conocer el resultado sobre la demanda en La Haya, escuche una muy lúcida entrevista al ex-presidente Jorge Quiroga, en la que hablaba sobre este mismo tema. En vez de mantener esta conducta de que, “no tenemos nada pendiente”, mejor tengamos una visión de futuro, el día de mañana, cuándo realmente el litio sea “oro”, vendrán las grandes potencias a tratar de conducirnos a una guerra, para cuidar sus intereses!!, o acaso eso no fue lo que pasó en la guerra del salitre?

    • En primer lugar disculpa Gerardo Feest Rivano por la demora en contestar tu comentario pero estos dos últimos meses de fin de año tengo muchas actividades lo que me impide entrar a Internet todo lo que yo quisiera. De acuerdo, no se puede no dialogar cuando se trata del problema de Bolivia o de Perú más reciente otra vez..el diálogo es esencial. No se trata de la interpretación de un conjunto de normas jurídicas sino la posibilidad de un desarrollo democrático en paz y cooperación, que sincere posiciones respecto a Bolivia o a Perú , y contribuya a la integración regional.”. Yo no se si la solución está en canjear territorio por mar pensando en el litio… pero si estoy de acuerdo en que hay que renunciar “a las visiones ideológicas conspirativas para percibir la complejidad de lo real.”. En general no me parece tan sencillo porque estamos en controversias desde hace mucho tiempo con nuestros dos vecinos, Bolivia y Perú.. y cada uno tiene su propia estrategia a largo plazo.. Antes que entregar territorio en forma de canje, a mi me gusta la idea de soberanía compartida de administración de recursos de una zona con Bolivia..Chile ya negoció en el 2002 el tema de una zona económica especial… y creo que podrían seguir conversando eso..si hay canje de territorio con Bolivia por salida al mar Perú tiene derecho a intervenir…ya que el límite marítimo es Chile Perú, en ningún momento se pensó en Bolivia.. Bueno esperemos que las cosas se resuelvan favorablemente para todos, pero para eso hay que dialogar y cooperar.. Saludos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s