INVERSIÓN PÚBLICA Y CONCESIONES

La infraestructura juega un rol fundamental para el desarrollo de un
país. Disponer de infraestructura para el uso público y con estándares
de calidad es crucial para promover el crecimiento y la mejora en la
competitividad. Al mismo tiempo, la infraestructura impacta en la
calidad de vida de las personas y es una herramienta de inclusión social.

A partir de 1990 Chile dio un paso gigantesco en materia de desarrollo
de infraestructura vial, portuaria y aeroportuaria, generando con ello
las bases necesarias para reducir los costos logísticos y mejorar la
conectividad en el país y más allá de sus fronteras. Ello ha sido un pilar
fundamental para el desenvolvimiento del comercio exterior, y también
ha permitido que los chilenos y chilenas disfruten más de nuestro
territorio, al poder desplazarse de modo más expedito y seguro.

Para mantener el crecimiento del país y de nuestro comercio exterior
necesitamos ser capaces de planificar, evaluar, programar, construir,
operar y mantener la inversión en el sector de infraestructura con
elevados niveles de eficiencia.

La planificación de la infraestructura, requiere fortalecer una visión
multimodal, incorporando el transporte terrestre, ferroviario, marítimo
y aéreo. La fragmentación institucional es una de las grandes debilidades
que se enfrenta en el transporte. Esta falta de visión integral reduce la
rentabilidad social de la inversión y aumenta los costos logísticos, de
contaminación, gases de efecto invernadero y de accidentes entre otros
problemas y deteriora la calidad de vida en las ciudades. No obstante,
las soluciones de Infraestructura en el territorio no son independientes
de las dimensiones ambientales y de la interacción entre actividades
económicas y las vocaciones productivas de los diferentes territorios.

Incorporar estas dimensiones en el desarrollo de la infraestructura
requiere establecer la capacidad de ordenamiento territorial a nivel
interurbano y en las regiones. Por ello, realizaremos un proceso de
evaluación de la institucionalidad del sector en los niveles de diseño de
política, evaluación de proyectos y planificación de las inversiones en
materia de transporte. Esta evaluación debe dar paso al diseño de los
mecanismos de coordinación y reordenamiento institucional, que se
implementarán en el próximo gobierno.
Obras de Reconstrucción. En materia de inversiones, la
primera prioridad la tiene la reconstrucción. El gobierno actual realizó
esfuerzos en la materia. Pero quedan tareas pendientes. Velaremos
especialmente para que las soluciones a las familias afectadas se
realicen y sean definitivas. Se trata de reconstruir vidas, de que las
personas damnificadas sientan que ha terminado una época de enorme
vulnerabilidad y que cuentan con un suelo y un techo donde volver a instalar su vida y sus esperanzas.

Para asegurar esta prioridad, dentro de
los 100 primeros días de gobierno se realizará un diagnóstico del estado de
la reconstrucción en las diversas zonas que han sido afectadas. En función
de dicho diagnóstico se generará un plan de acción. Se designará en los
primeros días también un delegado presidencial para la reconstrucción,
con facultades de coordinación institucional y de recursos para realizar
esta tarea.
Cartera de proyectos de concesiones. La modalidad de
concesiones de obra pública está bien asentada en el caso de autopistas
interurbanas y urbanas, con una visión de que la participación del sector
privado genera “valor” aumentando la eficiencia en la provisión de los
servicios de infraestructura de transportes. A futuro estos proyectos se
deben seguir realizando en esta modalidad. El principal desafío que se
enfrenta en el corto plazo es mejorar el estándar de varias concesiones
que se realizaron hace algunos años. A modo de ejemplo, los diversos
accesos a Santiago deben ser transformados en autopistas urbanas, con
similares modalidades de cobro a estas. El objetivo fundamental es evitar
la interferencia de la ciudad en ejes logísticos fundamentales y aumentar
la capacidad de acceso a la ciudad, especialmente en los fines de semana
largo.

Las inversiones de cientos de millones de dólares requeridas para
avanzar en esta materia, de preferencia deberían ser realizadas mediante
nuevas concesiones licitadas y/o con los concesionarios actuales.

En Santiago se deberá concluir la integración de las autopistas
existentes incorporando Américo Vespucio Oriente. Existen otros
proyectos de autopistas urbanas en Santiago y en capitales regionales.
Todos estos proyectos deberán ser evaluados para asegurar una
adecuada perspectiva multimodal de transporte en las ciudades,
evitando sesgar la partición modal en favor de un uso excesivo del
automóvil con las consecuencias de contaminación y congestión.

Cada ciudad cabecera de Región, área metropolitana o conurbación
deberá contar con planes de transporte.

En hospitales, cárceles, edificación pública y obras de riego, sobre
la base de la experiencia reciente, se evaluará si la modalidad de
concesiones es una modalidad de inversión que entregue valor,
aumentando la eficiencia en la provisión de los servicios.

Desarrollo del sector portuario. Incrementaremos la
capacidad de transferencia de los puertos estatales de la Región de
Valparaíso en un horizonte de 15 años. Ello implica la construcción
de un puerto a gran escala en la zona central. Parte de la inversión
será realizada por los privados que obtengan la concesión para
construir los nuevos terminales, pero otra parte, la infraestructura de abrigo, debe ser financiada directamente por el Estado y recuperada  posteriormente mediante tarifas a la operación de naves.

Adicionalmente, el Ministerio de Transporte establecerá una autoridad
para cada puerto, la que tendrá competencia en aspectos operativos
navieros dentro de las áreas portuarias como de coordinación de
las agencias públicas que fiscalizan la actividad comercial (Aduanas
y SAG).

Asimismo, realizaremos auditorías a los contratos de
concesiones portuarias, de modo de fiscalizar el cumplimiento de los
términos establecidos en los contratos de concesión.

Complementariamente, desarrollaremos planes de protección de
áreas costeras reservadas a puertos, que aseguren la expansión
de la capacidad portuaria en el territorio y en el borde costero,
compatibilizándolo con otros usos y su relación con el territorio en que
se emplazan. Esto posibilitaría la planificación de redes de transporte
y la consagración de la actividad portuaria en los instrumentos de
planificación territorial como los Planes Intercomunales o Comunales.

Plan de Protección de Zonas Aeroportuarias. El
crecimiento urbano impacta las actividades propias de los aeropuertos.
Se estima necesario proteger las áreas adyacentes a las bases aéreas, de
modo que la operación aeroportuaria sea compatible con el resto de las
actividades que allí se realicen. Introduciremos en los instrumentos de
planificación territorial, como planes reguladores e intercomunales,
la consideración de usos urbanos que sean compatibles con la normal
operación y crecimiento de los aeropuertos.

Pasos Fronterizos. El Paso Los Libertadores, que es la principal
conexión de Chile con Argentina, se cierra un promedio de 25 días al
año, generando importantes costos y perturbaciones al normal flujo
de turistas y de carga entre los países. Para enfrentar esta situación,
desarrollaremos infraestructura para otorgar una mayor continuidad
de servicio. Adicionalmente, mejoraremos, entre otras, vías
alternativas como, por ejemplo, el paso Aguas Negras en la Región de
Coquimbo y el Paso Pehuenche en la Región del Maule.

Infraestructura Recreativa y Social. La Infraestructura
también aporta a la calidad de vida, a la cultura y a la recreación de los
ciudadanos. Por ello continuaremos y profundizaremos los programas
destinados a dotar a las ciudades costeras de infraestructura que les
permita mejorar su relación con el mar, lagos o ríos.

Continuación del proyecto de cruce sobre Canal
Chacao. La primera acción del Gobierno será revisar los nuevos

antecedentes generados sobre la materia en los últimos cuatro años,
evaluar las diferentes y contratar el estudio de ingeniería básica del
nuevo proyecto y el estudio de impacto ambiental asociado, licitándolo
como concesión de obra pública para asegurar la mantención y
operación al más alto estandar de servicio y con tarifas similares a las
que hoy se pagan a los transbordadores.

Continuación del Camino de la Fruta. Resolveremos
a la brevedad la concesión del Camino de la Fruta, proyecto
que fue abandonado por el concesionario por diferencias con
esta administración (MOP) y que ha enfrentado problemas
medioambientales.

Conectividad Marítima. Durante los primeros 3 meses de
gobierno, revisaremos los avances reales que se han realizado en
la infraestructura marítima, las naves y los servicios que se están
prestando en el marco del Plan de Conectividad Austral. A partir de
dicho diagnóstico propondremos un programa de proyectos que
mejoren la conectividad marítima entre los principales centros
poblados de la Zona Austral de Chile en las regiones de Los Lagos,
Aysén y Magallanes, prestando un servicio de primera calidad.

Infraestructura de Riego. Avanzaremos en el desarrollo
de grandes embalses en diferentes regiones del país. Iniciaremos la
construcción, entre otros, de los embalses en el río Aconcagua en la
región de Valparaíso, en el LLuta de la región de Arica y Parinacota y en
Punilla en la región de Bio Bio. Perfeccionaremos el sistema de cobro
a los beneficiados, asegurando que se asignen los derechos de agua a
los propietarios agrícolas que carecen de ellos.

También se avanzará
en el desarrolllo de un programa efectivo de apoyo a la ejecución por
parte de privados de medianas y pequeñas obras de riego.

Finalmente, se incentivará la infiltración de napas, de modo de generar verdaderos embalses naturales en los acuíferos.
Drenaje de Aguas Lluvias. Desarrollaremos un plan
permanente de protección de riberas, con especial énfasis en zonas
urbanas. En materia de aguas lluvias, se continuará con el programa
elaborado por el MOP, que permite invertir en obras para enfrentar el
déficit de canalización y drenaje de aguas lluvias en las ciudades.
Agencia de Concesiones. Crearemos la Agencia de
Concesiones, con personalidad jurídica propia, competencias y
atribuciones. Esta agencia asesorará a los distintos ministerios,
servicios y municipalidades que requieran ejecutar proyectos
mediante el mecanismo de concesiones.

(Fuentehttp://www.emol.com/documentos/archivos/2013/10/27/2013102712016.pdf  y selección de Océano Azul)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s