Comentario acerca de la propuesta de reforma educacional de Sebastián Piñera.

Yo pienso que la educación, esté en crisis o no, siempre es de interés para un pueblo. No soy experta en educación pero como persona común y corriente creo entender en la propuesta del presidente de la república que la enseñanza dejaría de ser municipalizada y pasaría a ser privatizada considerándose que así sería más estimulante para el aprendizaje de los chilenos. Existiría así competencia y diversidad educacional lo que elevaría el nivel o calidad educacional.
He entendido que “Los recursos actuales dedicados a las subvenciones educacionales (entregados a las escuelas, es decir un subsidio a la oferta) se transforman en un bono educacional entregado a cada familia que lo necesite por cada hijo en edad escolar (es decir, un subsidio a la demanda). Tendríamos oferta y demanda en la educación. He entendido también que el valor del bono educacional “sería un barómetro de la importancia que la sociedad le asigna al objetivo de superar la pobreza a través de mejorar la calidad de la educación”. Así, por ejemplo, “un programa de privatizaciones podría permitirle al Estado multiplicar el valor de este bono de manera permanente.”.

Otra cosa que creo es de interés o me ha llamado la atención es que las remuneraciones de los profesores en la actualidad se negocian entre el gobierno y el colegio de profesores,y que en el nuevo sistema se negociarían al interior de cada escuela entre los profesores y los dueños, de acuerdo a las mismas leyes laborales que rigen para el resto de los chilenos.

He entendido también que se hablaría así de productividad, de capacidades individuales, de vocación docente, de tecnologías educacionales, de calidad de la enseñanza. Y que por supuesto, los mejores profesores ganarían más que los malos profesores, y sería precisamente esa una señal poderosa para mejorar la calidad de las clases y el perfeccionamiento docente.

He entendido que la propuesta cree que “los empresarios educacionales que sean capaces de retener a los mejores profesores, pagándoles sueldos que reflejen su verdadero aporte, tendrán las mejores escuelas. Los padres se darán cuenta y llevarán allá a sus hijos, pagando con bonos financiados por el Estado. Esas escuelas se expandirán para atender al incremento de alumnos.“. Me parece que tiene sentido, aunque me preocupa lo siguiente, que al producirse esa competencia, algunos colegios serán los mejores y los otros no tan buenos. Todo el mundo querrá que sus hijos estén en los mejores colegios, pero no habrán vacantes para tantos alumnos y los padres tendrán que conformarse con colegios de menor categoría. Creo que eso es discriminatorio de alguna manera. El alumno que consiga estudiar, por ejemplo, en el Liceo considerado el Nº 1 tendrá ganado gran parte de su futuro porque cuando entregue antecedentes aparecerá que estudió en el Liceo Nº1 y eso mejorará su curriculum, el resto de las personas siempre estarán por debajo..Es posible que yo no explique bien lo que pienso o no entienda plenamente la propuesta…pero creo que hay una parte que no me gusta y que tiene que ver con cierta discriminación social del que estudia en un buen colegio y el que no puede, no sólo porque no tiene dinero, sino porque su formación no le permite alcanzar al resto tan rápidamente.
En un país como el nuestro donde el pueblo no ha tenido acceso a la educación de excelencia durante muchos años, será difícil para muchas personas alcanzar al resto que ahora podría estudiar en colegios de excelencia.

Para mi se debería decir que las escuelas son todas iguales, todas son de excelencia o pretendemos que lo sean y todos los profesores chilenos son buenos porque cumplen con determinado curriculum y sistema de evaluaciones. Si no aprueba las evaluaciones por supuesto no sería profesor o no podría enseñar y estaría tal vez enfermo y debería retirarse de la enseñanza, jubilar, no quedar cesante sin trabajo.  Yo creo que un profesor ya recibido debería asistir a cursos de perfeccionamiento cada año y eso sería parte de su evaluación. El resultado de la enseñanza en sus alumnos creo que depende no de un sólo maestro sino de todos los profesores de una escuela. Todos son responsables de la enseñanza que se hace en una escuela y que se puede ver en los resultados de las pruebas SIMCE y otras, creo yo.

Algo similar podríamos pensar de los alumnos, hay algunos mejores que otros, algunos tienen mayor facilidad para aprender que otros, pero yo creo que tenemos avanzar como pueblo en la idea de trabajo de equipo, ya sea en la producciòn de bienes materiales del país o en la enseñanza. No me gusta mucho la idea de competencia entre los profesores para enseñar o en los alumnos para aprender. Yo creo que los profesores en un colegio forman un equipo de enseñanza para formar y dar educación a todo un conjunto de alumnos. Las fortalezas de unos permiten apoyar/superar las debilidades de otros, y en el conjunto todos se transforman en un buen sistema de enseñanza para Chile, creo que ese es el estímulo.

 No estoy de acuerdo que unos ganen más que otros por la enseñanza, el ganar más que otros tiene que ver con los años de servicio, algunos cursos de capacitación especiales y otras cosas como la cantidad de personas que dependen de una persona pienso yo.

Yo creo que en el trabajo de los profesores si bien es cierto hay un trabajo individual es un trabajo de equipo porque todos los profesores en una escuela deben enseñar determinados programas o contenido a los alumnos y conseguir que estos aprendan determinadas materias o contenidos.

Yo creo que hay muchas cosas que conversar o debatir todavía acerca de la educación en Chile.

Anuncios

3 pensamientos en “Comentario acerca de la propuesta de reforma educacional de Sebastián Piñera.

  1. Ayer comenzaron a conocerse los resultados de la Prueba de Selección Universitaria y también los puntajes nacionales, que este año fueron 520. De ese total, 453 estudiantes obtuvieron los 850 puntos en el examen de Matemáticas, mientras que en Lenguaje sólo 3 postulantes alcanzaron un máximo de 836 puntos, ya que nadie en el país tuvo todas las respuestas correctas en esta prueba.
    En tanto, en Historia y Ciencias Sociales, 30 personas lograron 850 puntos, y en Ciencias fueron 33 los que obtuvieron ese mismo puntaje.
    El establecimiento que registró la mayor cantidad de puntajes máximos fue el Instituto Nacional con 54, lo que implicó un importante aumento respecto del año pasado que logró sólo 29. (Este resultado me parece interesante ya que se trata de un colegio municipalizado. Si un colegio municipalizado tiene un buen resultado, óptimo en este caso, por qué privatizarlo? Yo creo que la reforma educaciónal podría considerar la privatización de algunos colegios y no de todos, especialmente si esos colegios municipalizados tienen resultados óptimos como los del Instituto Nacional).

    Esta prueba también estuvo marcada por la desigualdad de puntajes obtenidos entre hombres y mujeres, donde 85% de los resultados máximos fue para los hombres y sólo el 15% para mujeres.Al respecto el Jefe de la División de Educación Superior del MINEDUC, Juan José Ugarte, dijo que “afortunadamente esta diferencia desaparece en la universidad donde son ellas las que destacan”.

    Unos 250 mil jóvenes rindieron la prueba, de los cuales cerca de la mitad alcanzó un puntaje mínimo para postular a las universidades del Consejo de Rectores.

    El mejor puntaje nacional ponderado (matemáticas y lenguaje) de este año fue Erick Paulsen González, alumno del Colegio Alemán de Villarrica, quien promedió 843 puntos entre ambos exámenes.

  2. De los 289.244 inscritos, finalmente rindieron el test 250.743 estudiantes. El ausentismo alcanza al 13 por ciento en esta versión 2010, cifra claramente superior al 4 por ciento que anotaba la inasistencia en 2006, año de comparación del análisis.

  3. Al comparar hombres y mujeres, los primeros tuvieron un 86% de asistencia, en tanto las segundas anotaron un 88%.

    Por establecimientos, los egresados de colegios particulares pagados tuvieron mejor asistencia, con un 95% de inscritos que rindieron la prueba. La cifra baja a un 88% en el caso de quienes estudiaron en particulares subvencionados y cae a un 83% para los que hicieron su enseñanza en establecimientos municipales.

    Otro dato que arrojó el análisis señal que los hijos con padres que han tenido enseñanza superior asistieron en un 94% a rendir las prueba. En el caso de estudiantes cuyos padres no tienen educación superior, la cifra de rendición baja a un 85%.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s